Abbacino, hoy

Sólo han pasado 14 años desde la fundación de la marca y hoy está presente en más de 15 mercados.

¿La clave del éxito? Confianza plena en el proyecto, altas dosis de motivación y capacidad para asumir riesgos que a otros hubieran frenado.

La juventud y el ímpetu del equipo al frente de Abbacino también han sido dos factores claves. Su capacidad de adaptación a los cambios es otro de los valores que bien pueden considerarse como uno de los activos principales de la empresa. No en vano, ni siquiera la crisis de 2008, ha mermado la capacidad de crecimiento de la firma.

El camino recorrido y los resultados avalan la forma de hacer marca y empresa de los Vadell. Una metodología capaz de convertir una empresa local, apegada a su tierra, en una firma internacional. Colección tras colección, Abbacino se ha abierto camino, sin complejos, en el difícil mundo de la moda.

Dada la buena aceptación por parte del público, Abbacino ha crecido exponencialmente, año tras año. A día de hoy la familia Abbacino está compuesta por más de ciento cuarenta empleados, repartidos entre la sede de Petra, la Oficina Comercial de Barcelona, los Showrooms de Barcelona, Madrid, Valencia y Leipzig y los distintos Centros de Producción de la firma.

El gran reto hoy pasa por consolidar la marca en sus principales mercados: España, Italia, Francia, Rusia, Japón y China; donde desde 2011 se han realizado varias aperturas, entre corners y tiendas propias. La primera tienda en inaugurarse fue la situada en el prestigioso centro comercial Shenzhen City Square, en la ciudad de Shenzhen.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cookies
Volver arriba    ^